El invierno dejó más precipitaciones, lo que mejora la situación para la nueva temporada de riego, pero no hay que dar por superada la sequía, plantean en las juntas de vigilancia de los principales ríos.

Mientras en el Norte Chico la caída de nieve no fue suficiente como para mejorar las condiciones de la nueva temporada de riego, y se aferran a la esperanza de que en lo que queda de septiembre caiga algo, más al norte miran el horizonte con tranquilidad. Al sur, en tanto, mejoraron las condiciones respecto de la campaña 2019-2020.

Distintas realidades para un año en que el regreso de las lluvias hizo pensar en un posible cambio en el ciclo de años secos.

La siguiente es la situación, según las juntas de vigilancia de las principales cuencas de norte a centro: …

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Captcha * Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.