Con la entrega de $6.732 millones, INDAP puso en marcha un plan de ayuda dirigido a más de 46.800 pequeños agricultores a lo largo del país, para que puedan enfrentar de mejor manera la emergencia generada por la sequía y la pandemia del Covid-19. Los recursos han sido distribuidos a través del Fondo de Operación Anual (FOA) con que este servicio apoya a los productores que forman parte del Programa de Desarrollo Local (Prodesal), implementado en 258 comunas rurales del país por medio de convenios con 254 municipalidades, una universidad y tres agentes privados.

Al 31 de mayo se habían distribuido $3.800 millones, equivalentes al 57,5% del total de los recursos. En promedio, cada productor recibirá un aporte de $115.000, que será destinado a la adquisición de insumos como alimento para el ganado y las abejas, fertilizantes, compost y sustratos.

El director nacional de INDAP, Carlos Recondo, destacó que el Prodesal es uno de los programas más importantes de la institución -reúne a 68 mil pequeños agricultores a lo largo del país- y, entre otros apoyos, considera la entrega de capital de trabajo a microproductores. ‘Son más de 6.700 millones de pesos para que los productores agrícolas puedan enfrentar los procesos que en esta época les significan importantes gastos, como alimento para el ganado, fertilizantes e insumos para mejorar su actividad’, detalló.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Captcha * Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.