MEMORIA

Estimados Asociados:

El balance del último año para los integrantes de nuestra asociación, quienes trabajamos la tierra regada con el río Maipo, ha sido complejo. Muy crítico en cuanto a disponibilidad de agua, a consecuencia de los Decretos de Escasez y con una diversidad de contingencias ocasionadas por el cambio y discusión de políticas públicas en materias de recursos hídricos, las que cambian radicalmente los escenarios de cómo desarrollaremos las actividades agrícolas en el futuro.

En esta memoria nos hacemos cargo de relevar los temas más contingentes del último año, refiriéndonos especialmente a la disponibilidad para riego, a los Decretos de Escasez y a la redistribución del recurso a la sanitaria, para que los habitantes de Santiago puedan contar con agua para consumo humano sin las restricciones que deberían haber enfrentado producto de la sequía.

Finalizada la temporada de riego 2021-2022 hacemos un balance muy negativo producto de la implacable sequía que nos afecta y la obligación que se nos ha impuesto de entregarle una parte relevante del agua, vital para el normal desarrollo de nuestras actividades agroalimentarias, a la ciudad de Santiago. La disponibilidad para riego cayó a niveles críticos ya que tuvimos 74% menos de agua captada en el canal tronco ubicado en la Bocatoma del Clarillo- de la que nos corresponde por derechos en un año normal.

Desde el año 2019, el directorio -en conjunto con la administración y junto a todos sus colaboradores- ha venido realizando un intenso trabajo interno y externo que nos ha permitido alcanzar importantes acuerdos con las otras Asociaciones de Canalistas de la Primera Sección del Río Maipo, con el objetivo de que la redistribución de agua impacte lo menos posible a los regantes; esto continuó consolidándose durante la temporada que termina, buscando siempre no sufrir los efectos de la crisis ocurrida en el período 2019-2020, buscando que los impactos de la falta de precipitaciones y la redistribución de nuestra agua a la ciudad nos afecte lo menos posible.

En esta línea, el directorio que presido invitó a todas las Asociaciones de Canalistas de la Primera Sección del Río Maipo a conformar una mesa técnica de trabajo junto a la empresa Aguas Andinas y a la Junta de Vigilancia, con un gran objetivo concreto: desarrollar planes de corto, mediano y largo plazo, con proyectos específicos, que permitan darle sustentabilidad a la cuenca del río Maipo buscando con ello, independizar el abastecimiento sanitario con el de riego.

Este punto es especialmente relevante, ya que la principal Sanitaria de la Región Metropolitana cubre sus necesidades para satisfacer la demanda del Gran Santiago, principalmente utilizando agua proveniente de la Primera Sección del Río Maipo, sin aportes del resto de las secciones de la cuenca que no contribuyen al abastecimiento de la ciudad, punto que la administración y el directorio consideran prioritario resolver, ya que estas secciones hacen usufructo del agua depurada que Aguas Andinas devuelve a la cuenca después de su tratamiento en su planta en La Farfana.

Para el trabajo en la mesa técnica, se asignaron importantes recursos y se ha trabajado junto a asesores técnicos, legales y comunicacionales, lo que nos permitió avanzar favorablemente. Lo anterior, con el fin de disminuir el impacto de la sequía sobre los regantes y buscar soluciones de largo plazo al problema de la falta de agua en la cuenca.

Como resultado de esta labor, finalmente, con fecha 6 de agosto del año recién pasado, después de meses de trabajo arduo por parte de directores, asesores, gerentes y colaboradores de cada organización, las Asociaciones de Canalistas de la primera sección del río Maipo y Aguas Andinas, procedieron a firmar un importante convenio que, en términos generales, establece las bases para apoyar el suministro de agua potable para el gran Santiago, compensaciones por el agua traspasada y a su vez, hacer sustentable el riego y la producción agroalimentaria a través del desarrollo de una serie de inversiones por parte de la empresa sanitaria.

El directorio y administración determinaron informar y someter a aprobación de la Junta General de asociados el convenio ya referido, para lo cual se citó a Junta General Extraordinaria para el mes de enero del año 2022.

Sin perjuicio del acuerdo antes mencionado, cabe hacer presente que la escasez hídrica continúa y seguimos operando bajo Decreto de Escasez. En consecuencia, la redistribución de agua continuará, sin embargo, la Asociación procurará que la misma sea parcial e idealmente se aplique preferentemente en los meses de menor actividad de riego.

Seguiremos trabajando con los integrantes de la Junta de Vigilancia de la Primera Sección del Río Maipo para avanzar en una gestión integral de la cuenca, donde las otras Juntas de Vigilancia también aporten en la búsqueda de soluciones de todo el sistema para el uso del agua del Río Maipo.

Por otra parte, es necesario hacer presente que debido a la pandemia del Covid-19, no fue posible realizar nuestra Junta General Anual del año 2021, por lo que se continuó funcionando con los directorios elegidos en el año 2019 (prepandemia) en concordancia con lo dispuesto en esta materia por la Dirección General de Aguas.

Con relación a la Ley de Reforma al Código de Aguas que, si bien al término del año 2021 se encontraba aún en discusión en el parlamento, hoy a la fecha de presentación de nuestra Memoria Anual, ya se encuentra publicada desde abril recién pasado. Los impactos que generan las modificaciones a la ley los iremos discutiendo a medida que se vaya aplicando. En este sentido mantendremos informados a nuestros asociados de los aspectos más relevantes que genere su aplicación y los efectos sobre nuestro sector.

Similar circunstancia con la propuesta definitiva de la Comisión Constituyente en materias de agua. Estamos haciendo un análisis exhaustivo del documento para informar de los diferentes escenarios que genera la propuesta de Constitución de manera que ustedes, nuestros asociados, puedan decidir de manera informada su voto para el plebiscito de salida. Los antecedentes expuestos antes del trabajo de armonización plantean escenarios críticos para nuestro sector. Por esa razón, procuraremos que reciban con el mayor detalle posible los elementos de juicio para que se formen su propia opinión.

Respecto a la contingencia producto de la pandemia contexto en el que se ha tenido que trabajar durante los dos últimos años, es mi deber informar que oportunamente se implementaron una serie de medidas para abordar la situación tales como: la protección del personal, el cierre de la oficina central, cambios operativos y de equipamiento necesarios para el teletrabajo, adquisición de los elementos de protección personal, capacitación en la prevención y autocuidado, incentivo en la vacunación de nuestros trabajadores y, en especial, medidas de seguridad para no afectar la atención de los asociados y la operación y las obras en los canales y bocatoma. A todo lo anterior, se suma la implementación de los protocolos de higiene y seguridad exigidos por la autoridad sanitaria, junto con la contratación del seguro COVID para cada uno de nuestros colaboradores.

Son múltiples los proyectos y materias con los que debemos seguir trabajando: debemos continuar con las propuestas e incidencia, junto a otras organizaciones de regantes, para la defensa de los derechos de aprovechamiento de aguas; avanzar en el plan de obras, el que estamos ampliando con miras al 2026 con los recursos que recibiremos por los traspasos de agua a la sanitaria, trayendo importantes beneficios durante los próximos años para todos nuestros asociados; y especialmente, seguir abordando la escasez hídrica, siempre considerando el bien superior y la defensa de los derechos de todos en nuestro sector.

Finalmente, es importante destacar que desde este año 2022, comenzamos a desarrollar un plan de apoyo a los regantes, que tiene por finalidad acudir a las comunidades de aguas y pequeños agricultores, otorgándoles asesoría jurídica, administrativa y técnica-operativa. Esto permitirá trabajar en la regularización de sus derechos de aguas para cumplir con las modificaciones al Código de Aguas, realizar estudios, elaboración, ejecución de planes y un trabajo compartido en la recuperación y/o mejoramiento de sus canales internos y obras de riego, evaluando a la vez y para cada caso específico, la posibilidad de postular a los distintos programas gubernamentales existentes.

Aprovecho de extender la invitación de revisar nuestra página www.asocanalesmaipo.cl, en la que encontrarán la presente memoria 2021 y anteriores, las Juntas Generales, convenio con Aguas Andinas, informativos, reportajes, cartas, detalle suministro de agua diaria y gráficos comparativos, servicios, y todo lo que actualmente está ocurriendo en la Asociación.

Atentamente,

Luis Baertl Jourde
Presidente

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.